Archivo de etiquetas| Poesia

¡Me encanta la monarquía!

¡Sí, me encanta la monarquía! Después de todo, hago lo que dice mi Rey. Sigo sus leyes y mandamientos y ha prometido cuidar bien de mí. Llámalo conveniencia, pero hago lo que dice porque sé que él cumplirá su palabra pase lo que pase.

Observar sus leyes y mandamientos es una delicia para mí, aunque a veces cometo errores y no cumplo los mandamientos, no soy perfecta, pero Él aun así me perdona y sigue cuidando bien de mí, no importa que tan mal las cosas vayan estoy segura que El SIEMPRE estará allí. Amo a mi Rey y El me ama a mi, ¡que maravilloso es!

Él me ama mucho tanto que me heredará su reino, eso me hace una princesa, pero por favor no te inclines a mí! Soy solo yo. TODO el honor y la gloria deben ser SIEMPRE para Él.  Ahora ya sabes por qué amo tanto a la monarquía. Pero lo más importante es que; ¡amo a mi Rey!

Y tú amigo (a) ¿tienes un Rey?

Anuncios

NO ABANDONES

Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir,
cuando ofrezca tu camino sólo cuestas que subir,
cuando tengas mucho haber pero mucho que pagar,
y precises sonreír aun teniendo que llorar,
cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir,
descansar acaso debes pero nunca desistir.

Tras las sombras de la duda,
ya plateadas ya sombrías,
puede bien surgir el triunfo,
no el fracaso que temías,
y no es dable a tu ignorancia figurarse cuan cercano,
puede estar el bien que anhelas y que juzgas tan lejano, lucha,
pues por más que en la brega tengas que sufrir.

¡Cuando todo esté peor, más debemos insistir!
Si en la lucha el destino te derriba,
si todo en tu camino es cuesta arriba,
si tu sonrisa es ansia satisfecha,
si hay faena excesiva y vil cosecha,
si a tu caudal se contraponen diques,
Date una tregua, ¡pero no claudiques!
“Porque en esta vida nada es definitivo,
toma en cuenta que: todo pasa, todo llega y todo vuelve”

—Rudyard Kipling

¡Ya No Tengo Sueños!

No hace mucho tiempo en una entrevista que me hicieron me preguntaron; ¿Cuáles son tus sueños? a lo que conteste no tengo ninguno, la joven que me entrevistaba se me quedo viendo un poco raro y yo solo le sonreí. En realidad tengo mucho sueños, pero he aprendido que no importa cuántos tenga, ni que tan bien planee para obtenerlos, cuando Dios tiene planes diferentes para ti simplemente esos sueños no se hacen realidad. Así que he aprendido que Dios tiene sueños más grandes que los míos.

Yo solo le expongo mis sueños pero dejo que el sueñe por mí, ya que se que lo que El tiene para mi es mejor. Eso no significa que no tenga metas, tengo muchas, pero he dejado que El guie mi vida completamente. No es fácil, ya que a veces me e ilusionado con ciertas cosas que no suceden, pero igual Dios sabe lo que es mejor para mi, y siempre proveerá, el no quiere que se cola si no cabeza, El quiere que sea principio y no fin.  Tener sueños es lindo, pero dejar que Dios sueñe contigo es mejor, porque El sabe lo que es mejor y te bendecirá de acuerdo a su voluntad para su Gloria.

Y tú, ¿tienes sueños?

__________________________________________________________________________________________________

Asegúrate que me estas siguiendo en Facebok y Twitter dándole click al link correspondiente en el lado derecho, ¡gracias!

Locura

No quiero amarte,

amor prohibido,

amor loco,

amor herido.

No quiero amarte,

amor de nadie,

amor de todos,

¿amor?… ¿quién sabe?

¡No quiero amarte!,

grito despierta,

cierro los ojos

y te amo más.

No quiero amarte,

no me buscaste,

ya vete solo…

¡Déjame en paz!

 ___________________________________________

Tomado de mi libro de poemas “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

Amor ausente

Lloro por un amor loco que no existe,

y me niego a escribir estos versos tristes.

Y aunque lloro y lloro

por algo que no existe.

Muero sin pensar…

¿Por qué viniste?

______________________________________________________________________

Tomado del libro de poemas “Del amor, el desamor y el olvido”

Lentamente

Poco a poco

voy guardando tu recuerdo.

Poco a poco,

voy olvidando que no estás.

Poco a poco

muero en silencio,

y vivo…si acaso…

velando…

aun que sé,

ya no regresarás.

__________________________________

Tomado del libro “Del amor, el desamor y el olvido”

Buscando

¿Qué perdiste?

—me pregunta un ángel dulcemente—

¿Qué buscas incesante, taciturna?

 

Yo contesto:

Buscaba el tiempo que se fue sin avisar,

el amor que entró sin despedirse

y la lágrima que se perdió cuando partiste.

 _______________________________

Tomado del libro “Del amor, el desamor y el olvido”