Archivo de etiquetas| frustración

Ausente

Estaba así de olvidarte,
Pretendía no pensarte
Pero hoy te vi de nuevo
Y la esperanza renació.

Cada vez más lejos,
Y más cerca también
Todo el tiempo ausente
Y presente a la vez.

Estaba así de olvidarte
Y hoy mi puerta tocaste
Ver tu sonrisa, sentir tus manos
Mis ojos sonríen mis labios callaste.

En esta fría soledad
Hoy no apareciste más
Mis ojos no ríen
Que llegue el olvido, tú ya no estas.
-Noemi Lara.

____________________________________________________________________________________________________________________________
*Publicado con el permiso de la autora, te invito a visitarla https://laramar2.wordpress.com

Anuncios

Amor ausente

Lloro por un amor loco que no existe,

y me niego a escribir estos versos tristes.

Y aunque lloro y lloro

por algo que no existe.

Muero sin pensar…

¿Por qué viniste?

______________________________________________________________________

Tomado del libro de poemas “Del amor, el desamor y el olvido”

¡El Equipo Perdedor!

Estaba tratando de animar a una persona que me pidió consejo, debido a que estaba pasando por un momento muy difícil. Lo animaba a que se acercara más a Dios, que leyera su palabra y que orara. A lo que él me respondió: “En este momento he dejado las cosas en las manos del diablo o de Dios, el que me responda primero a ese escogeré. Me quedé sin palabras, y después de un segundo o dos tratando de recuperarme de la inesperada respuesta le digo.

Querido, tu respuesta ha sido inesperada, especialmente viniendo de ti. Porque tú has sido bendecido muchas veces por El Señor, a parte tú tienes un conocimiento profundo de su palabra. Pero si esa es tu elección la acepto. Yo no sé tú, pero a mí me gusta estar con el equipo ganador no con el perdedor.

Como tú sabes, satanás fue vencido dos veces, una cuando fue arrojado del cielo, y la otra cuando Jesús resucito. Aparte que cada vez que Dios nos da la victoria satanás pierde. Personalmente prefiero estar con los ganadores pero si tu quieres te puedes quedar con los que pierden. Pero tienes que decidir a quién vas a servir. A Dios no le gusta que seamos tibios, o somos fríos o calientes, que tu hablar sea sí o no ¡La decisión es tuya!

Así que decide a que equipo te vas a unir porque no puedes estar en los dos.

¿Estás esperando?

Un día estaba muy molesta porque las cosas no salieron como yo quería; Había orado por muchos meses por algo que quería específicamente, incluso hasta había ayunado por ello, y le pedí tanto a Dios, y le dije lo importante que era para mí. Sin embargo, Dios no me concedió lo que quería. Entonces me preguntaba, ¿Por qué? Que fue lo que paso que no pude conseguir lo que quería, ¡si era algo que realmente necesitaba!

Yo sé que el Señor siempre contesta nuestras oraciones, a veces Él dice que sí, a veces Él dice que no, y veces dice espera. Entonces me preguntaba, ¿Por qué me dijo no? Y es en ese momento cuando empecé a pensar en todas las veces que su respuesta había sido no. De pronto me di cuenta que estaba hablando con Él, y en realidad más que una oración era una queja, aún así cuando estaba pensando y hablando no podía dejar de cantar el Salmo 146 “Alaba, oh alma mía, a Jehová. Alabaré a Jehová en mi vida; Cantaré salmos a mi Dios mientras viva. No confiéis en los príncipes, Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación”

¡Que ironía diría yo! Porque, aunque yo no quería entender los caminos del Señor, y de alguna manera estaba siendo malagradecida para su respuesta no podía dejar de alabarlo. En el fondo de mi corazón yo sabía que a pesar de que no me había dado lo que quería, sabía que si esperaba en Él, Él proveería lo que yo necesitaba. A veces pedimos, y pedimos millones de veces al Señor por las cosas que necesitamos, incluso nos cansamos y frustramos porque no importa que tanto pidamos la respuesta parece ser siempre no. ¿Te has preguntado alguna vez si la respuesta es espera?

Mi querido(a) amigo(a) El Señor nunca se equivoca, los que nos equivocamos somos nosotros. Porque cuando pensamos en Él dijo que no, tal vez Él está diciendo espera… sólo espera. Puede que no te guste, pero la verdad es que tenemos que esperar, porque si ” Espera[s] en Jehová, y guarda[s] su camino ” Salmo 37:34 ( RV) Él proveerá lo que necesitas, pero en su tiempo, él sabe lo que es mejor para ti, y nunca te fallará .

Así que me pregunto, y tu… ¿Estás esperando?