Archivo de etiquetas| decepción

Canción perdida

Ya no hay canción solo poesía,

la música se fue con tu silencio,

y en un amargo llorar

murió el recuerdo.

 

Ya no hay canción solo poesía,

la música se fue con tu silencio.

Y esperando me quedé…

¡me quedé sola!

 

Y mi canción se perdió

con tu silencio,

y ya no hubo música si no poesía…

_________________________________________

Tomado del libro “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

 

Anuncios

En silencio…

Tú en tu mundo,

yo en el mío.

Tú ensimismado,

¡yo perdida!

 

¡Grito, lloro!,

y tú me miras.

Solo palabras…

hay más heridas.

 

Tú en tu mundo,

yo en el mío.

Tú ensimismado,

¡yo adolorida!

 

Yo ya no grito

tú no me miras.

Solo palabras,

muero perdida…

 

Tú en tu mundo,

yo en el mío.

Tú ensimismado,

lo dije claro; ¡te olvidaría!

 

Lloro en silencio,

tú ya te olvidas.

No hay más palabras,

quedé dormida…

_____________________________________________

Tomado del libro “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

 

 

La Niña Triste

Esta niña se va,

se va sola, se va triste,

se va cansada de tanto esperar.

 

Quizo alcanzarte y desesperada

gritó de angustia, ¡gritó a callar!

Pero no escuchas, nunca escuchaste,

y la niña triste sola quedó.

 

El tiempo pasa y tú más distante,

la niña triste sola lloró,

y así más triste tú la dejaste.

La niña hermosa que una vez amaste

de la tristeza sola murió.

_________________________________________

Tomado del libro “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

Ausente

Estaba así de olvidarte,
Pretendía no pensarte
Pero hoy te vi de nuevo
Y la esperanza renació.

Cada vez más lejos,
Y más cerca también
Todo el tiempo ausente
Y presente a la vez.

Estaba así de olvidarte
Y hoy mi puerta tocaste
Ver tu sonrisa, sentir tus manos
Mis ojos sonríen mis labios callaste.

En esta fría soledad
Hoy no apareciste más
Mis ojos no ríen
Que llegue el olvido, tú ya no estas.
-Noemi Lara.

____________________________________________________________________________________________________________________________
*Publicado con el permiso de la autora, te invito a visitarla https://laramar2.wordpress.com

¡Hazte a un lado!

Hoy es 30 de Diciembre ya casi no queda nada para finalizar el año, no quedan más que unas cuantas horas, menos de 48 hrs quizás. Y pareciera que todo mundo esta afanado con su lista de resolución de año nuevo. Lo curioso de todo esto es que si comparamos la lista nueva con la del año pasado son casi lo mismo, puras promesas sin cumplir. Claro al principio de año todos están a dieta, otros que según no van a tomar y según que se van aportar bien, llega Febrero y como hay que celebrar el 14 a fuerza se rompe la dieta y todas las demás promesas.

Llega Mayo y todos como locos empiezan de nuevo con la dieta u otra cosa que se les ocurra por que el verano esta a la vuelta de la esquina y hay que lucir bien, ah paso el verano y nadie bajo de peso, ni se portaron bien como prometieron. Tristemente llega noviembre, y pareciera que las promesas que se hicieron a principio del año quedaron atrás y surge la nueva esperanza de que Diciembre llegara y se podrán hacer nuevas resoluciones de año nuevo, total lo importante es empezar ¿no?

Y en Diciembre detenemos el tiempo, vemos todas las promesas sin cumplir, aquellos que se pusieron adieta en vez de bajar subieron, y todas las otras cosas que se prometieron así mismos y no cumplieron, con tristeza vez la lista, te detienes y como premio de consolación te comes esa galletita, pastel o lo que este a tu alcancé, total cuando llegue enero empezaras de nuevo.

Qué triste, pero que triste es saber que ni siquiera podemos cumplir las promesas hechas a nosotros mismos, no y no es que no se pueda ¡Es que no se quiere! Siempre hay una escusa, un mañana, un después. Bien lo dice la biblia; el hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. Lo bueno que Dios no es así, el cumple todas sus promesas y su palabra es fiel.

Así que si hoy estas triste, preocupado o te sientes culpable por todos esas promesas rotas, todo lo que no hiciste en 12 meses no lo vas a hacer en un día, si no eres feliz no olvides que Dios si cumple sus promesas y el quiere que seas feliz. Y lo único que te separa entre la felicidad y tú, eres tú. Así que ¡Hazte a un lado!

¿Estás esperando?

Un día estaba muy molesta porque las cosas no salieron como yo quería; Había orado por muchos meses por algo que quería específicamente, incluso hasta había ayunado por ello, y le pedí tanto a Dios, y le dije lo importante que era para mí. Sin embargo, Dios no me concedió lo que quería. Entonces me preguntaba, ¿Por qué? Que fue lo que paso que no pude conseguir lo que quería, ¡si era algo que realmente necesitaba!

Yo sé que el Señor siempre contesta nuestras oraciones, a veces Él dice que sí, a veces Él dice que no, y veces dice espera. Entonces me preguntaba, ¿Por qué me dijo no? Y es en ese momento cuando empecé a pensar en todas las veces que su respuesta había sido no. De pronto me di cuenta que estaba hablando con Él, y en realidad más que una oración era una queja, aún así cuando estaba pensando y hablando no podía dejar de cantar el Salmo 146 “Alaba, oh alma mía, a Jehová. Alabaré a Jehová en mi vida; Cantaré salmos a mi Dios mientras viva. No confiéis en los príncipes, Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación”

¡Que ironía diría yo! Porque, aunque yo no quería entender los caminos del Señor, y de alguna manera estaba siendo malagradecida para su respuesta no podía dejar de alabarlo. En el fondo de mi corazón yo sabía que a pesar de que no me había dado lo que quería, sabía que si esperaba en Él, Él proveería lo que yo necesitaba. A veces pedimos, y pedimos millones de veces al Señor por las cosas que necesitamos, incluso nos cansamos y frustramos porque no importa que tanto pidamos la respuesta parece ser siempre no. ¿Te has preguntado alguna vez si la respuesta es espera?

Mi querido(a) amigo(a) El Señor nunca se equivoca, los que nos equivocamos somos nosotros. Porque cuando pensamos en Él dijo que no, tal vez Él está diciendo espera… sólo espera. Puede que no te guste, pero la verdad es que tenemos que esperar, porque si ” Espera[s] en Jehová, y guarda[s] su camino ” Salmo 37:34 ( RV) Él proveerá lo que necesitas, pero en su tiempo, él sabe lo que es mejor para ti, y nunca te fallará .

Así que me pregunto, y tu… ¿Estás esperando?