Canción perdida

Ya no hay canción solo poesía,

la música se fue con tu silencio,

y en un amargo llorar

murió el recuerdo.

 

Ya no hay canción solo poesía,

la música se fue con tu silencio.

Y esperando me quedé…

¡me quedé sola!

 

Y mi canción se perdió

con tu silencio,

y ya no hubo música si no poesía…

_________________________________________

Tomado del libro “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

 

En silencio…

Tú en tu mundo,

yo en el mío.

Tú ensimismado,

¡yo perdida!

 

¡Grito, lloro!,

y tú me miras.

Solo palabras…

hay más heridas.

 

Tú en tu mundo,

yo en el mío.

Tú ensimismado,

¡yo adolorida!

 

Yo ya no grito

tú no me miras.

Solo palabras,

muero perdida…

 

Tú en tu mundo,

yo en el mío.

Tú ensimismado,

lo dije claro; ¡te olvidaría!

 

Lloro en silencio,

tú ya te olvidas.

No hay más palabras,

quedé dormida…

_____________________________________________

Tomado del libro “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

 

 

La Niña Triste

Esta niña se va,

se va sola, se va triste,

se va cansada de tanto esperar.

 

Quizo alcanzarte y desesperada

gritó de angustia, ¡gritó a callar!

Pero no escuchas, nunca escuchaste,

y la niña triste sola quedó.

 

El tiempo pasa y tú más distante,

la niña triste sola lloró,

y así más triste tú la dejaste.

La niña hermosa que una vez amaste

de la tristeza sola murió.

_________________________________________

Tomado del libro “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

Solo sé

Yo no sé si por capricho,
yo no sé si por dolor,
solo sé que no he querido
dejarte ir de mi corazón.

Yo no sé si aun te amo,
yo no sé si alguna vez te amé,
solo sé que ahí te tengo
desde el día en que te encontré.

Yo no sé si quiero olvidarte,
yo no sé si te olvidaré,
solo sé que te recuerdo
y en mi corazón te dejé.

___________________________________________________________________________________________________

Tomado del libro “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

Danza perdida

Si supieras cuanto te necesito,
cuanto me haces suspirar.
Y te veo y tú me ves,
y en silencio y sin hablar
seguimos esta danza
que no tiene principio pero tampoco final.

Si supieras que me muero,
que me muero de esperar.
Y en silencio me ves y sonrió,
y te veo sin hablar.

Y así pasan las horas, los días,
días grises sin cesar,
y aquí en silencio espero…
espero a que vengas y me invites a bailar.
En silencio aguardo,
sigilosa, discreta, con el corazón
abierto de par en par,
y así espero… si supieras que me muero…

¡Pero sé que nunca será!
En silencio tú me miras,
yo te miro y me pregunto…
¿me amará?

Si supieras que te espero,
en silencio y sin llorar…
y así seguimos esta danza,
que no tuvo principio pero tampoco final.

_______________________________________________________________________

Tomado del libro “Del Amor, El Desamor y El Olvido”

Ausente

Estaba así de olvidarte,
Pretendía no pensarte
Pero hoy te vi de nuevo
Y la esperanza renació.

Cada vez más lejos,
Y más cerca también
Todo el tiempo ausente
Y presente a la vez.

Estaba así de olvidarte
Y hoy mi puerta tocaste
Ver tu sonrisa, sentir tus manos
Mis ojos sonríen mis labios callaste.

En esta fría soledad
Hoy no apareciste más
Mis ojos no ríen
Que llegue el olvido, tú ya no estas.
-Noemi Lara.

____________________________________________________________________________________________________________________________
*Publicado con el permiso de la autora, te invito a visitarla https://laramar2.wordpress.com

Mi verano no tan encantador

El verano pasado fue un verano inesperado, fui a México. Se suponía que debía estar allí sólo el verano, pero al final nos quedamos allí durante 6 meses y 6 días y el verano encantador que se supone tendría … no fue tan encantador después de todo.

No debo quejarme porque después de todo me ayudo a crecer como persona o al menos es lo que creo. Mientras estuve allí, me encontré, me perdí y me volví a encontrar. No fue tan malo, aunque todo el tiempo que estuve en México me la pase enferma, ¡sí, has leído bien!… enferma, me dio gripe, dolor de garganta, varicela, me dio de todo y volví con bronconeumonía. Y te preguntas ¿por qué? pues yo me pregunto lo mismo, aun así pude continuar con mis actividades diarias hasta visite a mis amigos de las organizaciones sin fines de lucro con la que trabajo.

También pude hacer algo de trabajo misionero, aunque tuve que enviar a mi hija a la escuela regular a ella le damos clases en casa, sin embargo la experiencia no fue tan mala después de todo ella le llamo; caos. Tal vez esperábamos mucho de la escuela o los estándares de ellos eran muy bajos, ¡vaya usted a saber! Aún así hizo muy buenos amigos y le encantó la experiencia.

Les contare todo sobre mi viaje, en mis próximas entradas, mientras tanto solo pasaba a saludarles y hacerles saber que no me he olvidado de ustedes.

¡¡¡Dios es bueno, Él siempre es !!!

¡Bendiciones! 🙂

@ 4:15

Este viernes pasado fue el cumpleaños de mi hija, jugamos, comimos, nos abrazamos como locas, y nos reímos hasta que me dolió el estomago, nos divertimos tanto pero lo más importante de todo esto es que ella estaba muy feliz y eso no tiene precio para mí. Cuando ella nació no fue tan divertido.

Era un 23 de Mayo @ 10:30 am cuando llegue a la cita de control prenatal, ella solo tenía 30 semanas de gestación, ni cuenta me di, todo paso tan rápido, cuando vine a ver me dijeron tiene pre-eclampsia severa y hay que hacerle una cesárea de emergencia, la vida de ambas está en riesgo y pueden morir. ¡Tuve tanto miedo! 12 años después casi a la misma hora estábamos preocupadas de terminar la tarea de la escuela.

En cuanto llegue al hospital me prepararon para la cirugía y a las 4:15 pm una bebe saludable había nacido, aun así era muy prematura y no me dejaron abrazarla solo me la mostraron de lejos mientras se la llevaban a la sala de cuidados intensivos neonatales. Esta vez a la misma hora ella grito “es oficial ya tengo 12 y estoy muy feliz”

Quien iba a pensar que mi bebe prematuro me traería tanta felicidad y todo gracias a Elohim de Abraham y Jacob y a Él le agradezco cada minuto de su vida.

Y tú, ¿de que estas agradecido?

¡Me encanta la monarquía!

¡Sí, me encanta la monarquía! Después de todo, hago lo que dice mi Rey. Sigo sus leyes y mandamientos y ha prometido cuidar bien de mí. Llámalo conveniencia, pero hago lo que dice porque sé que él cumplirá su palabra pase lo que pase.

Observar sus leyes y mandamientos es una delicia para mí, aunque a veces cometo errores y no cumplo los mandamientos, no soy perfecta, pero Él aun así me perdona y sigue cuidando bien de mí, no importa que tan mal las cosas vayan estoy segura que El SIEMPRE estará allí. Amo a mi Rey y El me ama a mi, ¡que maravilloso es!

Él me ama mucho tanto que me heredará su reino, eso me hace una princesa, pero por favor no te inclines a mí! Soy solo yo. TODO el honor y la gloria deben ser SIEMPRE para Él.  Ahora ya sabes por qué amo tanto a la monarquía. Pero lo más importante es que; ¡amo a mi Rey!

Y tú amigo (a) ¿tienes un Rey?